Saltear al contenido principal

Barras para Hormigón calidad A630-420H en largos comerciales

Armado y Barras es un importante distribuidor en Chile de barras para hormigón en largos comerciales certificadas bajo la norma Nch.204.B2006.

Cuenta con un importante stock para garantizar el suministro en los diversos largos que se distribuyen en el mercado.

Nuestro stock actual incluye:

Barras de diámetros
8, 10, 12 mm
en largos de
12 metros (*)

Barras de diámetros
16, 18, 22, 25, 28, 32 y 36 mm
en largos de
6, 7, 8, 9, 10, 11 y 12 metros.

  • null
    El tiempo de entrega estándar es de 2 días hábiles a partir de la aprobación de la orden de compra.
  • null

    Los despachos se entregan con material sobre camión, la descarga del material debe ser realizada por el cliente. Al momento de cotizar debe entregar la dirección de envío para poder entregar cotizar con el costo de flete.

  • null

    Las barras para hormigón se ofrecen a lo largo de todo Chile desde nuestra Planta ubicada en la comuna de Lampa y desde nuestras bodegas en la quinta región. El servicio de corte y doblado se realiza en nuestra moderna planta presente hace más de diez años en Parque Industrial Valle Grande. Desde ese centro de operaciones entregamos nuestro producto a todo Chile, hoy estamos presentes en obras desde Calama hasta Chiloé.

null

(*) en caso de requerir otros largos consulte por alternativa de corte a partir de rollo con costo adicional.  

Corte y Doblado Industrializado

Contamos con una de las plantas de preparación de fierro más modernas del país, con una capacidad instalada de 5.000 toneladas mensuales, lo que garantiza un proceso de entrega en óptimas condiciones y en el menor plazo posible. Contamos con máquinas MEP de última generación, integradas con el software ASA para control de producción.

El producto con servicio de corte y doblado, incluye básicamente el despiece de los planos de cálculo, producción de piezas y programación de entregas. En este proceso la planta se integra con la obra, pues cambia su rol de abastecimiento para stock de fierro en obra a suministrador de elementos hormigonables específicos y únicos para un lugar de la enfierradura tanto en espacio como en tiempo.

Este proceso requiere de mayor programación y precisión, pero trae de por si una serie de beneficios, como mejora en los tiempos de construcción, disminución de pérdida metálica, reducción de accidentes en obra, menor capital de trabajo y desplazamiento de la curva de consumo de fierro (costos financieros).

A continuación respondemos algunas preguntas respecto al
Corte y Doblado Industrial que ud podría tener:

Principalmente mayor orden para el avance de obra y disminución de pérdida metálica. Es importante destacar que los largos comerciales generan per se una pérdida metálica por ser de medidas de un metro en un metro, a lo que se suma la posibilidad de mermas dentro de la obra. Según estudios de ITEC el porcentaje de pérdida metálica puede variar entre un 8% y un 18% dependiendo del tipo de obra.

Cada cliente es atendido por un experto en cubicaciones, de manera de recomendar y guiar en el proceso de consolidación y entrega de pedidos. Contamos con un grupo de colaboradores con gran experiencia y que facilitan la labor de coordinación con obra.

Los pedidos son solicitados por la obra y son entregados en un plazo que normalmente es de 10 días hábiles (dependiendo de la complejidad). La obra gatilla los pedidos porque conoce bien el espacio que tiene para recibir el fierro y la programación de sectores hormigonables. La idea es contar con el fierro justo para instalar en obra y no más, trabajar lo más just in time posible.

Todos los pedidos son ingresados a un sistema comprado en Estados Unidos, que permite tener control sobre los pedidos de un cliente. Cada pedido tiene un código único alfanumérico de 4 dígitos y a su vez cada pieza dentro de ese pedido un código único que la distingue. Cada conjunto de piezas iguales se fabrica y entrega con una tarjeta que posee un código de barras bidimensional. Dicho código posee los datos del cliente, número de piezas, largo, diámetro etc, que es leído por código de barras por el operador de la máquina que fabricará las piezas. Esto disminuye los errores, pues la pieza es digitada una sola vez. Por último, cada grupo de piezas identificada por la tarjeta de producción es leída nuevamente para llevar un registro de lo que se carga en el camión y controlar. La tarjeta se amarra a cada conjunto de elementos y posee toda la información útil para que la obra pueda identificar correctamente la pieza.

Volver arriba